Saltar al contenido
Arcángel Metatrón

Cómo invocar al Arcángel Metatrón

Metatrón es considerado como el más poderoso de los arcángeles según la religión judía, esto es debido a que comanda legiones de ángeles para proteger a las personas de la tierra, tiene el conocimiento total de los secretos del Reino de los Cielos y es un poderoso aliado de Dios, tanto, que le permitió sentarse en su trono.
La terminación “ON” en su nombre indica que es alguien grande, alguien poderoso.

Metatrón anteriormente en su vida se trató de un humano, que fue Enoc, un servidor ferviente de Dios, padre de Abraham, el cual demostró tanto su adoración al Padre Celestial que Dios lo invitó a morar en el Reino de los Cielos y le dio conocimiento en todas las cuestiones celestiales y secretos habidos y por haber. También se le dotó de miles de ojos en señal de su sabiduría, aunque también pudo ser para que pudiese vigilar a cada uno de los ángeles que Dios le había confiado.

En el judaísmo se le conoce como el “escribano”, ya que siempre se encuentra redactando nuevos secretos celestiales, en el cristianismo, específicamente en la Santa Biblia no se hace una referencia directa a Metatrón, por lo que no es reconocido de manera oficial como un arcángel o ser divino por el cristianismo católico, protestante y demás raíces.

Estudiosos de la Palabra de Dios no se encuentran muy de acuerdo con esta exclusión, ya que en Éxodo 23:20 se puede apreciar como un ángel muy poderoso guió al pueblo de Israel a través del desierto, mientras que en los textos religiosos propios del judaísmo se da a conocer que se trata de Metatrón.

Metatrón es un arcángel que siempre se encuentra intercediendo por las personas. Tiene a sus órdenes legiones de ángeles, tanto para guiar a las almas de los santos que han muerto hasta el paraíso, para que vivan por siempre, como también para permitir que las personas correctas, justas y santas no sean atormentadas por los demonios que se relevaron ante Dios con la ayuda de Lucifer y fueron arrojadas al plano terrenal para atormentar al mundo.

Es por ello que puedes solicitarle ayuda al arcángel Metatrón para diferentes ámbitos de tu vida, pero debes tomar en cuenta que el cristianismo no lo reconoce como intermediario entre Dios y los hombres ya que ese puesto es exclusivo de Jesucristo (Cristianos Evangelicos), o Jesucristo y varios Santos (Catolicismo), si quieres pedirle favores al arcángel Metatrón sería a través de la religión judía, ya que esta es la que lo señala como un escribano, aunque no señala que es digno de adoración o devoción de algún tipo.

Las personas que contactan de alguna manera con Metatrón son los llamados angeologos, misticistas o demonologos.

Este Ángel está presente en el judaísmo y el cristianismo y su misión primordial es anotar cada uno de nuestros actos con el fin de ayudarnos en la búsqueda del equilibrio.

El arcángel Metatrón ayudará a quien lo busque a conectarse con el mundo que lo rodea, con sus ancestros y sobre todo, a obtener conocimientos revelados para crecer espiritualmente.

Como encargado del tránsito de las almas desde lo terrenal a o celestial también puede ayudarte en peticiones que tengan que ver con la transición del plano físico al celestial.

Por ello, si quieres saber cómo invocar o contactar a Metatrón debes realizar una rutina de relajación y meditación en un lugar cómodo y seguir los pasos que te daremos.

¿Cómo contactar a Metatrón?

Como llamar a Metatron

Luego de encontrar un lugar cómodo en donde no se te pueda interrumpir deberás colocar la imagen de Metatrón que te facilitaremos.

Deberás fijar tu vista en la carta para comenzar, pero primero debes encender una vela azul o púrpura, ya que estos son los colores de este arcángel.

Mirando la carta en la pantalla o impresa cierra tus ojos y mantén la imagen en tu memoria, puedes repetir una oración para mayor eficacia, esta puede ser de inspiración propia o de las oraciones modelos que te ofrecemos.

Luego, comenzarás a respirar profundamente, imagina que una luz de color azul con violeta se posa en el centro de ella. Mediante tu tercer ojo, ubicado en esta zona es por donde entrará a tu cuerpo dicha luz, que no es más que la presencia de Metatrón.

La luz irá penetrando tu cuerpo a medida que respires, no debes resistirte, verás como esta se va convirtiendo en una luz blanca que llenará todo tu cuerpo. En este momento debes pedirle a Metatrón que ilumine cada rincón oscuro de tu vida, que te diga como debes proceder ante un problema o que simplemente te aconseje.

Luego, da las gracias a Metatrón por el consejo dado mediante una oración.

Oración modelo para invocar al Arcángel Metatrón

“Yo te invoco Arcángel Metatrón y te doy las gracias por la ayuda que voy a recibir y te pido que me ayudes a inundar mi cuerpo con la luz necesaria para recorrer el camino hacia la iluminación.

Envuelve mi cuerpo y mi espíritu en tu luz blanca llenándome de tus bendiciones que me dan equilibrio, armonía y limpieza emocional.

Ayúdame a ver con la claridad de la luz que aportas a mi alma y a compartir la sabiduría con aquellos que me rodean

Gracias te doy por tu ayuda y tu guía, si consideras que es buena para mi bien y para el de los demás.

Otra Oración Para invocar a Metatrón

Desde este momento, invoco la presencia del Arcángel Metatrón para que me guíe por el camino correcto, para que pueda dar vuelta la página de la injusticia, de la carencia, de la tristeza y el resentimiento que hay en mí y a mi alrededor, su presencia trasmutará mal por bien, tristeza en alegría, oscuridad en luz, todo lo negativo en mí se convierte en sanador, todo lo que me ataba y frenaba se convierten en impulso para lograr mis objetivos Siento tu fuerza transmutadota en mí.

Amado Arcángel Metatrón, te pido que me ayudes a encontrar el equilibrio que necesito, a encontrar las nuevas posibilidades para ser pleno, sano y prospero. Te encomiendo mi avance en el camino que Dios ha preparado para mí.

Arcángel Metatrón, tú que representas la equidad, el balance, la justicia, la recompensa, te pido que intervengas por mi (o Por…) y pongas estas virtudes en mi vida presente. Necesito que (nombrar situación puntual) se equilibre, actúe la justicia divina para que sea resuelto definitivamente. Te doy gracias por tu amor y sé que desde este momento las cosas se equilibrarán.

Enlaces relacionados