Saltar al contenido
Arcángel Metatrón

El Arcángel Metatrón

En la Santa Biblia no se menciona al arcángel Metatrón literalmente, pero si se hacen algunas referencias que podían ser dedicadas al mismo.

El arcángel metatrón en el misticismo es un ser que nació en producto de las escrituras cabalistas en la Edad Media, sin dudas se trata de un arcángel un tanto controversial en la religión judía y cristiana ya que los textos en los cuales se describe muchas veces son contradictorios.

Sin embargo, a pesar de estas discrepancias en su historia se trata del ser de luz más poderoso del reino celestial, por lo cual en estos textos se le ha conferido el título de “Dios Miniatura” o “Pequeño Yahvé”.

Debido a que el cristianismo se ciñe mucho al contenido de las Sagradas Escrituras, el arcángel Metatrón no es una figura aceptada por la religión católica, anglicana, protestante entre sus demás variantes. Sin embargo, la figura de Metatrón si aparece en el Talmud, el cual es un libro que establece diferentes ámbitos a seguir dentro de la religión judía.

Dentro del Talmud el arcángel Metatrón es un escribano celestial, fue un ángel que guió al pueblo de Israel durante el éxodo, es descrito como el rey de los ángeles y reina sobre el árbol del conocimiento. Esto concuerda con las escrituras de la biblia, ya que en Éxodo 23 – 20 se habla de un arcángel que guió al pueblo de Israel por el desierto.

Que significa el nombre de Metatrón?

Tan solo el nombre de “Metatrón” hace que se presenten diferentes incertidumbres y discrepancias. Algunas personas y grupos sostienen que Metatrón significa “guardián de la entrada“, mientras que otros sostienen que significa “quien está detrás del trono“.

Su nombre también posee varias variantes en estos textos de la Edad Media en donde lo llaman Methraton, Merattron, Metratror entre algunas otras.

Cómo es el Arcángel Metatrón?

El arcángel Metratrón es descrito como un ser de luz, divino y de fuego. Posee en total 36 pares de alas, 365 mil ojos y lo coronan como el rey de los serafines.

Los serafines normales por su parte cuentan con tres pares de alas según los escritos cabalistas. El arcángel Metatrón tiene en total 36 pares de alas que vendrían siendo 3 pares de alas multiplicadas por 12, que son el total de tribus de Israel.

Debido a su oficio de escriba celestial, según los judíos, este conoce todos los secretos del reino de los cielos, por lo tanto su sabiduría infinita lo lleva a tener 365 mil ojos, que también es una referencia a la clarividencia para ver lo que pasó, está pasando y pasará.

Metatrón también fue coronado por Dios como Príncipe de Príncipes, tal como Lucifer en su momento, según los textos judíos. A modo de curiosidad que acerca más la probabilidad que sea el árcangel guía del pueblo de Israel “que tiene mi mismo nombre” dicho por Dios, el término “Metatrón”, si se convierte a numerología se convierte en Shaddai, un apodo para Dios, por ello quizás en la biblia cristiana se hace referencia a Metatrón en Éxodo 23 – 20, ya que es un arcángel que tiene el “nombre como su amo”.

Metatrón es un arcángel que se dedica a registrar todos los hechos ocurridos en el mundo ya que los descendientes de Israel que creen en Cristo también son pertenecientes en fe a dicha nación.

También se cree que existen dos Metatrón, uno, el principal y un segundo Metatrón que sería Enoc que viajó al Reino de los Cielos y se terminó convirtiendo en arcángel.

Según el libro sagrado judío Metatrón es el encargado de hacer llegar las órdenes diarias de Dios hacía los demás arcángeles, por lo cual la teoría de que es un escriba celestial cobra mayor fuerza.

Según el experto en escritura, Robert Graves, “Metatrón” puede ser una manera errónea de llamar a quien puede ser metradromos (el perseguidor) o “Meta thronón” (cercano al trono).

Metatrón en los textos religiosos

Metatrón no es un arcángel oficialmente reconocido por los principales textos religiosos a nivel mundial como son la Santa Biblia Cristiana o los textos religiosos judíos, sin embargo, en este último si se le nombra, de hecho, es respetado debido a que es parte de uno de los puestos más privilegiados en el Reino de los cielos ya que puede conocer cada uno de los secretos de las personas y el Paraíso que han existido, existen y existirán.

Metatrón es descrito con mayor exactitud en los textos apócritas, en donde se destaca su poder mágico y jerarquía elevada entre los ángeles y arcángeles. Los textos más antiguos que hablan de Metatrón son los textos de Enoc, el séptimo patriarca prediluvio y familiar de Abraham, quien a su vez fue padre de todas las naciones por gracia de Dios.

Existen varios libros de Enoc, que él mismo escribió antes de ser llevado al cielo vivo por su dedicación al ministerio y sed de conocimiento, los cuales los llevaron a convertirse en Metatrón o segundo Metatrón ayudante del primero. Se dice que existen cuatro libros que Enoc escribió antes de ser ascendido al Paraíso, pero de ellos solo se conocen tres con exactitud.

Metatrón, en el primer libro de Enoc

Este libro se conoce como “Enoc etíope”, el libro más relevante del autor en donde tras un largo periodo de redacción fue completado uno de sus capítulos en el año 300 a.C (libro de los vigilantes) y luego, su capítulo más reciente, el libro de las parábolas, fue completado a finales del siglo I a.C.

Este libro es considerado apócrifo ya que no es considerado por la iglesia católica y cristiana en general ya que no pueden corroborar a ciencia cierta la veracidad de sus escritos. Se cree que fue redactado en hebreo o arameo, aunque una versión que goza de mucha antigüedad fue redactada en geez, un idioma exclusivo de las personas eclesiásticas.

Varios personajes relevantes a nivel político y eclesiástico alrededor del mundo en tiempos antiguos lo llegaron a considerar como un texto verídico y por lo tanto canónico.

De hecho, en la epístola de Judas 1:14-15 este libro es citado. Antiguos personajes que lo consideraron canónico plantean que fue vetado por la antigua iglesia por anunciar la venida de Cristo.

Este libro fue encontrado en 1773 en Etiopía, pero no fue hasta 1821 que fue traducido en su totalidad por Richard Laurence, un arzobispo y experto en hebreo.

Estructura del primer libro de Enoc

El libro de Enoc consta de cinco secciones:

  • Vigilantes
  • Parábolas
  • Astronómico
  • Sueños
  • Epístola de Enoc

Es poco probable que estas secciones se redactaran en una misma época, según estudios, por lo cual se cree que fueron ensambladas a los escritos originales de Enoc en un solo libro.

En el libro de los vigilantes, que consta desde los capítulos 1 al 36, se hace saber de la caída de los ángeles que pecaron con mujeres mortales y dieron como fruto a los gigantes, también se habla sobre los constantes viajes de Enoc al Reino de los Cielos. También afirma haber visto al Santo de todos los Santos, Dios Padre.

El libro termina describiendo la relación entre los ángeles y los humanos.

El libro de las parábolas por su parte, comprende los capitulos desde el 37 al 71. Este libro habla sobre el final de los tiempos para los ángeles caídos y los malvados reyes humanos.

El libro astronómico comprende desde los capítulos 72 al 82, durante este capítulo se describe el movimiento de los cuerpos celestes y un calendario solar que fue usado por antiguas civilizaciones.

El libro de los sueños de Enoc comprende desde el capítulo 83 hasta el 90. Este libro habla de Israel el día del Juicio Final.

Finalmente el libro de la Epístola de Enoc comprende desde el capítulo 91 hasta el 108 e incluye una narración del apocalipsis que se narra en diez semanas, siete semanas pasadas y tres proyectadas al futuro. También posee una exhortación a los hombres, la epístola en sí, la narración del nacimiento de Noé y conclusión.

Lectura de los libros religiosos de la sabiduría de Metatrón

Si quieres conocer más de cerca la filosofía de Metatrón entonces deberás leer sus libros, los cuales tienen importantes conocimientos revelados a los seres humanos por medio de diferentes capítulos que te harán conocer un poco más de tus raíces, de donde viene el hombre, la relación entre los ángeles y los hombres y cómo funcionan los cuerpos celestes. También podrás conocer “como todo encaja”, tanto la vida humana con la naturaleza como el Reino de los Cielos con el terrenal y el universo entero.

Aunque Metatrón en los textos religiosos no sea mencionado vaya que puede dejar mucha sabiduría por medio de sus propios textos.